No Cambies la Hora

MUSTACHE quiere que sus clientes disfruten de la vida, y por ello, hace unos años lanzó una campaña que ponía el foco en la racionalización de horarios, para lograr más horas de ocio. 

Como explica el teaser que lanzamos como enganche, Franco nos robó una hora por una decisión absurda: tener la misma hora que Berlin. Nuestro biorritmo cambió al no coincidir nuestra hora con el huso horario que nos correspondería, el GMT+0, del meridiano de Greenwich.

Nuestros horarios son incomprensibles para nuestros vecinos europeos. Y, sin darnos cuenta, nos condicionan no tener una vida más plena y feliz.

Nuestra campaña "Es hora de NO cambiar la hora" ha logrado un Bronce en el  FIAP (Festival Internacional de Publicidad Ibero Americana de Miami)  y un Plata en SOL. En el último video verás los resultados de la campaña.

 

Escribir comentario

Comentarios: 0